Polémicos vídeos: Deuda o despecho con trasfondo sentimental

Polémicos vídeos: Deuda o despecho con trasfondo sentimental

La difusión de materiales audiovisuales y capturas de chats amenazantes y extorsivos enviados supuestamente por un activista juvenil del PLRA, específicamente Blás Martínez a una educadora, la profesora Zulma Cáceres, con quien- según los audios- habría mantenido encuentros privados, generó un revuelo generalizado en las redes, al punto de que la afectada – quien niega ser la mujer del video- se presentó ante el Ministerio Público para denunciar a Martínez, a su concubina y Katia Soledad Martínez, hermana de Blas, a quienes la educadora responsabiliza directamente por el montaje que, según ella, fue con fines extorsivos.

Extorsionada y coaccionada

Sobre el tema y en conversación con “De Frente a la Mañana” la profesora Zulma Cáceres dio su versión y aseguró en todo momento haber sido extorsionada, coaccionada y que no tiene sentido que ella misma – como se dice – haya publicado los materiales íntimos divulgados con los que- afirmó- se buscó perjudicarle. Negó ser la mujer que aparece en los videos y remarcó que sería ridículo haber publicado algo así para perjudicarse a sí misma, en su trabajo, ante su familia y la sociedad, algo que para ella no tiene sentido.

Aclaró que no fue separada de la institución y que está con permiso mientras dure la investigación y que eso es un procedimiento normal en el ámbito educativo y que todo se va a aclarar en su momento porque el tema ya fue denunciado ante el Ministerio Público donde presentó todas las evidencias (mensajes, filmaciones y audios) con las cuales dijo haber sido extorsionada e identificó en este sentido a Blas Marcos Martínez a quien denunció por supuesta extorsión y coacción, a la concubina del mismo, Paola González, quien habría estado distribuyendo los materiales audiovisuales a personas conocidas suyas, y a una tercera persona también de su entorno y que ahora la justicia se encargará de investigar la responsabilidad de cada uno de ellos en el tema.

Dijo además estar tranquila y tener el apoyo de su familia y de quienes le conocen, Sobre la implicancia de un tal “Cristian”, quien también tendría supuestamente ese tipo de materiales comprometedores contra su persona la profesora Cáceres dijo desconocer y que no le extraña que quienes buscaron perjudicarle quieran ahora tirar la responsabilidad encima de otras personas.

Sobre el trasfondo de caso, que sería una elevada deuda que Martínez tendría con ella y que habría motivado la trama con la presunta intención de no pagarle, la educadora no quiso señalar directamente el monto, aunque sí dijo que ya se mencionó a través de los grupos de whatsApp. Sobre el punto el valor de la supuesta deuda mencionado entre los grupos de wasaperos sería de 200 millones de guaraníes.

El denunciado también niega

Por su lado Blas Martínez, afectado por la denuncia de la educadora, también habló sobre el tema y dio a entender directamente que el trasfondo de la cuestión es- según dijo- que la mujer estaría despechada porque supuestamente cortó la relación entre ambos y que sigue enamorada de él y que quiere volver para estar juntos, pero que jamás va a dejar a su familia por ella y la acusó de estar distribuyendo los videos para “fundirle la vida”.

Blas Martínez negó categóricamente ser el responsable de una serie de materiales audiovisuales de contenido privado que corrieron por los grupos de whatsapp. Aseguró que fue su hermana quien se los mostró a la “supervisora” y que la misma anduvo mucho atrás de él para que se los facilitara y que siempre se negó, porque no está en su ánimo perjudicarle a nadie.

Acuso a la propia educadora afectada de haber soltado los videos para perjudicarle, para acabar con su persona y decir que la chantajeó y que para eso se acopló con Cristian Salinas para armar todo eso contra él.

No negó la existencia de una deuda y dijo que está pagando y que incluso su familia le está ayudando, pero que no es ese el motivo del lío y que ahora hasta teme por su vida, que lleguen hasta querer matarle, porque supuestamente “ella es capaz de mucho más” y que llegó hasta el punto de destruir su propia reputación “para joderle la vida”, ya que el tiene su familia y su carrera política.

Martínez remarcó que ahora la justicia tiene que investigar y va a salir en claro si es verdad o no que él le estuvo chantajeando o coaccionando.

Ya en el tramo final de la entrevista Blas Martínez significó que la docente presunta piedra del escándalo está despechada porque cortó la relación con ella y que está enamorada, quiere volver con él de cualquier manera y que por eso le hace la vida imposible.

“Lo único que quiero es que me deje en paz y que haga su vida, porque yo le amo a mí familia, a mí hijo de un año, solo quiero tranquilidad y paz” significó Martínez.

Fonte – Amambay570

Posts Relacionados

Facebook Comments